Silenciadores

Silenciadores acústicos

La pérdida de inserción se mide en dB. Es una medida de la atenuación real o reducción de ruido del silenciador. La pérdida de inserción se puede restar directamente de los niveles de ruido de la fuente siempre y cuando la embocadura, apantallado o cerramiento este diseñado acorde con dicha atenuación.

Debemos tener en cuenta el ruido generado, debido al aire que fluye a través del silenciador en cada proyecto corrigiéndose en fase de diseño. Es decir, el aire de suministro ingresa a los silenciadores a una velocidad frontal (m/s) y luego acelera a medida que pasa entre los deflectores del silenciador o el núcleo del silenciador circular.

Aguas abajo (salida) del silenciador, el aire se expande.

El aire se acelera y luego se expande. Esta expansión provoca ruido generado.  Con un silenciador con flujo de aire positivo / hacia adelante / de suministro, obtiene atenuación (pérdida de inserción) y ruido generado.

En cada proyecto deberemos calcular la perdida de carga aportada así como tener en cuenta las velocidades de aire y efectos de turbulencias, optimizando en cada caso la atenuación alcanzable respetando el rendimiento necesario de la instalación.

Diseño del comportamiento aerodinámico y acústico constante en la totalidad de la cadena de trabajo.

Pérdida de ruido por inserción dinámica a través del silenciador. Se expresa en decibelios (dB) a cada banda de octava de frecuencia (Hz).

Velocidad frontal: Relación de la tasa de flujo de aire sobre el área de la sección transversal del conducto en m2.

Flanqueo del conducto: el ruido transmitido en el material de acero del conducto limita eficazmente el ruido del silenciador rendimiento a 50 dB aproximadamente en conductos estándar de chapa metálica sin tratar.

Flujo hacia adelante: el flujo de aire en el silenciador en la misma dirección que la propagación del ruido.

Frecuencia: el rendimiento del ruido del silenciador se expresa para cada una de las 8 bandas de frecuencia de octava.

Caída de presión: Del flujo de gas a través del silenciador, en mmca.

Flujo inverso: el flujo de aire en el silenciador está en la dirección opuesta a la propagación del ruido.

El flujo inverso ocurre cuando el aire y las ondas sonoras viajan en direcciones opuestas, como en un sistema típico de aire de retorno. En condiciones de flujo inverso, el sonido se refracta alejándose de las paredes y hacia el centro del silenciador del conducto.

Self-Noise: Ruido generado en el silenciador y causado por la interacción del gas con el silenciador.

Se expresa en potencia acústica en dB y varía con la velocidad del flujo de gas.

El flujo hacia adelante ocurre cuando el aire y las ondas sonoras viajan en la misma dirección, como en un sistema de aire acondicionado o descarga de ventilador. En condiciones de flujo directo, el sonido de alta frecuencia se refracta hacia las paredes del silenciador del conducto

AA – SIL L = 300 , 600, 900 , 1200 , 1800 , 2400 mm

Atenuación en base a datos aportados y justificación técnica de nuestra ingeniería. Rw= 27 dB – 48 dB

Más Proyectos

Nuestros Proyectos:

Silenciadores